HYUNDAI KITE

UN BUGGY PARA TIERRA Y AGUA

Hyundai Motor y el Instituto Europeo di Design (IED) de Turín han unido fuerzas para desarrollar el innovador Hyundai Kite, un espectacular prototipo de buggy eléctrico capaz de moverse por todo tipo de superficies.

La presentación oficial de este concept tuvo lugar en el Salón de Ginebra, la cita más importante a nivel europeo para la industria del automóvil. El Kite, cuyas especificaciones técnicas podemos ver en este vídeo, compartió protagonismo con otras importantes primicias de la marca, como el nuevo Hyundai Santa Fe, la versión eléctrica del KONA o el NEXO, el vehículo que adelanta la segunda generación de vehículos de pila de combustible de hidrógeno de la compañía.

La colaboración de Hyundai con el Instituto Europeo di Design de Turín es muy intensa. En la actualidad, el 90% de los modelos vendidos por la marca en Europa son diseñados en Europa, lo que demuestra el interés de la firma asiática por adaptarse a los gustos y a las necesidades de los conductores de nuestro continente.

Para reforzar este compromiso, Hyundai trabaja desde hace años con instituciones de diferentes países europeos, con las que trabaja en aspectos cruciales de diseño que más tarde llegarán a los vehículos de producción para nuestro mercado. El último fruto de esta estrategia de cooperación es el Hyundai Kite, un prototipo de buggy eléctrico de dos plazas pensado para disfrutar de la conducción off-road y de la vida al aire libre.

En su diseño han participado un total de 15 alumnos del IED. En su diseño llama la atención la ausencia de puertas, techo o ventanas. Cuenta con un chasis monocasco con una longitud de 3.745 mm y una altura de apenas 1.455 mm, así como con superficies que se entrelazan para crear un conjunto formado por intersecciones y líneas fluidas.

Si eliminamos las grandes ruedas empleadas en el concept, el resultado es un vehículo que transmite una clara idea de flotación. Y es que una de las peculiaridades del Hyundai Kite es que puede circular tanto por tierra como por agua. En ambos casos la propulsión corre a cargo de un sistema 100% eléctrico. Emplea cuatro motores, uno por rueda, y una turbina para desplazarse sobre el agua.

Además, todas las funciones del vehículo se pueden controlar directamente a través del teléfono móvil del conductor, lo que incrementa la integración entre humano y máquina. “En Hyundai estamos trabajando constantemente en la evolución del diseño, que con el tiempo se ha convertido en el principal motor de crecimiento en Europa. De la misma manera, también invertimos en el futuro del diseño de automóviles a través de iniciativas como ésta: ser socio de IED significa contribuir a la formación de quienes serán los diseñadores del futuro.

Hyundai Kite es un proyecto que nos enorgullece, el resultado de una asociación excepcional que tiene el objetivo específico de transmitir valores de diseño atemporal a través de una fórmula y arquitectura distintivas”, ha explicado Thomas Bürkle, jefe de Diseño del Hyundai European Design Center.