El GLP como futuro del combustible (Por Abel Medina, Medina Motor)

Los instaladores expertos de Medina Motor nos traen este reportaje sobre el GLP, no te lo pierdas:

Autogas-Glp como es conocido en nuestro país, es uno de los combustibles mas utilizados en todo el mundo, usado en automóviles ligeros y pesados, en maquinaria industrial, como combustible domestico envasado en bombonas y embarcaciones entre otros.

Aunque en España su uso estuvo limitado a profesionales durante muchos años su implantación ha sido relativamente lenta, debido, sobre todo, a una red de abastecimiento muy reducida contando con apenas 50 puntos de suministro en toda la Peninsula en el año 2009, situación que ha cambiado, pasando a tener unos 500 puntos de suministro en 2015, gracias a Repsol, que ha sido una de los mayores impulsores de su uso. Para que podamos comparar, en Europa hay unos 8 millones de vehículos funcionando con este combustible ecológico, una cifra que previsiblemente se vera aumentado en estos años, gracias a que al realizar la combustión genera menos emisiones contaminantes a la atmosfera.

Para conocer un poco mas sobre él, deciros que el Autogas-Glp es la mezcla de gases licuados presentes en el gas natural o disueltos en el petróleo. Es gaseoso a temperatura ambiente, pero para almacenarlo se debe licuar, un proceso relativamente sencillo que nos permite su distribución y almacenaje en estado liquido. Para que nos entendamos podemos decir que el GLP es una mezcla de Butano y Propano, que localizamos en el petróleo crudo y en el Gas Natural. Para su uso en automoción además se mezcla con aditivos para su correcto funcionamiento.

COSTE

Además de resultar un combustible ecológico y poco contaminante, tenemos un gran aliciente a la hora de pensar en instalarlo en nuestro vehículo y es su reducido coste, siendo un 40-50% mas barato que los combustibles tradicionales, oscilando su precio en 0,50 centimos/litro.

EMISIONES

Un vehículo transformado para su uso a Glp , emite entre un 15-25% menos de Co2 y un 75-90 % menos de partículas Nox que un vehículo diesel .

Una vez que hemos conocido mas sobre este eco-combsutible, nos pueden asaltar dudas sobre su uso en automóviles. ¿Puedo transformar mi coche para que sea Ecológico?. ¿Es seguro su uso?. ¿Le puede ocasionar averías a mi motor?.¿Realmente consigo ahorrar si instalo un Sistema de Autogas-Glp?. ¿Qué autonomía tengo?.¿Pierde potencia?...

Pues bien, es normal que pensemos en todo esto ya que conocemos muy poco sobre su uso en el automóvil y los beneficios o perjuicios que nos puede aportar.

En que vehículos se puede instalar un sistema de Autogas-Glp:

Se puede instalar en casi todos los vehículos Gasolina de entre 3 y 10 cilindros del mercado cumpliendo con una serie de condiciones como cumplir con la Normativa de contaminación Euro3 (coches fabricados desde el año 2000 en adelante), en cualquier motorización sea atmosferi ca o sobrealimentada, de inyección directa o indirecta.

Para su uso hay que instalar una serie de componentes en nuestro vehículo. Debemos instalar un depósito donde poder almacenarlo, normalmente ubicado en el hueco de la rueda de repuesto, una toma de carga, canalizaciones para abastecer el motor, una centralita para controlar su funcionamiento, unos inyectores para introducirlo en el motor y un mando en el habitáculo para conocer el nivel de combustible y poder conectarlo y desconectarlo.

Todo este sistema que se integra en el vehículo tiene un coste de unos 1.200 y 3.000 € (Este precio varia según los distintos modelos según tengan mas o menos cilindros y potencia), una vez instalado debemos homologarlo en una ITV que certifique su correcta instalación y que los elementos instalados cumplan con su certificación de seguridad.

Sí, es seguro, en el sistema hay varias válvulas que controlan el paso del gas hacia el motor y se cierran si el sistema se desconecta por fallo o porque nosotros mismos lo hagamos desde el mando interior. El deposito, que es metálico ha superado pruebas de impacto y de incendio.

Para que todo el sistema funcione correctamente sin provocar averias a nuestro motor es muy importante la instalación de un equipo adecuado a nuestro vehículo, que cumpla con los requisitos de nuestro motor y sea montado por un Instalador Certificado. El ajuste de su funcionamiento es otra parte importante de la instalación, de ello depende que nuestro coche no pierda prestaciones.

Ahora nos toca rentabilizar la inversión, cuantos menos kilómetros hagamos al año, mas tiempo tardaremos en amortizar el coste de la transformación. Para que realmente nos resulte rentable, debemos realizar una media de unos 15-20.000 kilómetros anuales. En el caso de vehículos de alta potencia o si realizamos más de 20.000 kms al año la amortización es de unos 12-14 meses.

Dependiendo del deposito que nos instalen , tendremos más o menos autonomía . si sumamos entre el sistema de Gasolina y el sistema de Autogas-Glp puede llegar a ser de hasta 1.200kms. Aunque la autonomía ya no es un problema ya que disponemos de muchos puntos de recarga, unos 500 y que siguen aumentando cada año.

Es el momento de sacar la calculadora y echar números, sin olvidar que además de a nuestro bolsillo, ayudamos a reducir la contaminación en cada desplazamiento que hagamos, y eso a día de hoy es de agradecer.

Y eso se esta haciendo, en MADRID, actualmente ya se encuentra en vigor el PLAN RENOVE AUTOGAS, con el que se incentiva el uso de este combustible con ayudas en la instalación del sistema de 400€, de los que 200€ se descuentan directamente en factura y los otros 200€ los devuelve la comunidad de Madrid una vez que se haya instalado el equipo y homologado por la ITV, previo envío de la documentación solicitada por la CAM. Podéis ver los requisitos en: WWW.PLANRENOVEAUTOGAS. Asi como los talleres adheridos a este plan de ayudas.

Además de esta ayuda en la instalación, al transformar nuestro vehiculo tendremos bonificación es en el Numerito del coche, aparcamientos regulados (SER), libre circulación por ciudades con restricción de tráfico por contaminación, y recibiremos en nuestro domicilio la pegatina distintiva de categoría ECO.

 

Abel Medina