Prueba Infiniti Q60 S 3.0 twin turbo

 

No es un momento fácil para los coupés, por muchos motivos, que si limitaciones de velocidad, de contaminación, precio, competencia feroz… Pero Infiniti sabe mucho de este segmento como para achantarse, no en vano modelos como los G35 o G37 avalan esta marca.

Hablábamos de la competencia, desde luego que si, el Audi A5, los BMW serie 4, los Mercedes Coupé clase C… Entre todos ellos Infiniti no se siente un novato. 

 

Un buen comienzo es un diseño atractivo, y lo tenemos, no coincide con la mayoría de sus rivales alemanes, por cierto, en las líneas, y además en cuanto al conductor también posee un diseño realmente atractivo. De hecho, a alguno de sus competidores los deja como “poco competidores”, esa es mi opinión al menos.

 

 

 

 

El motor que Infiniti selecciona para que este vehículo luche de tú a tú con esos deportivos tan impresionantes, es sin duda otra buena sensación. Un motor de 3.0 centímetros cúbicos que rinde nada menos que 405cv acompañado de un twin turbo, que además con su AWD va a a hacer que te sorprendas de la seguridad y firmeza que te va a permitir circular por esas carreteras de montaña que te gustan (y a mi).

 

Antes mencionaba el G37, un V6 que quizás no conozcas pero que era realmente impresionante. Aún así, este Q60 le gana en todo, sin ninguna duda. De hecho, este modelo tiene todo para que un potencial comprador de uno de los modelos que antes comentaba, se incline por el japonés. Tiene características tecnológicas impresionantes, como que por ejemplo la tracción trasera puede asumir la totalidad de esa tracción en caso de que el coche lo considere necesario. En este sentido, no siempre decide el coche, tú también tendrás algo que decir ¿A qué me refiero? Verás, al igual que sucede en otros vehículos, en este Q60 tendrás una ruedecita para poder escoger entre diferentes modos de conducción, estos son: Nieve, Eco, Standard, Sport.

 

 

 

 

Que Infiniti es una marca. Ala que le apasiona la ingeniería y la técnica no es nada nuevo, lo sabemos y lo disfrutamos en la conducción de cada uno de los modelos probados en CadenaMotor hasta el momento. Sin embargo… que curioso, parece que la leen la mente de sus usuarios -o al menos de muchos de ellos- porque no aplican esa tecnología traducida a un diseño vanguardista en otros aspectos, como por ejemplo, el diseño de sus interiores. Fijaos, yo pienso algo y creo que no me equivoco demasiado porque conozco varios propietarios de vehículos “coupé”, os explico: Al mismo tiempo que el perfil de conductor y de comprador de estos coches busca deportividad, respuesta, tecnología, también está buscando un cierto aire clásico que los haga algo más… no se… ¿Como decirlo? Algo más diferentes, si, esa es la palabra, o mejor aún, algo más exclusivos. No son deportivos al uso, son “coupés” y les gusta que exista cierto aire clásico en sus diseños. En este caso la marca japonesa lleva ese aire a su interior, y es que el diseño del cuadro de mandos de este Q60 es realmente excepcional, práctico, visual, pero sobretodo… es bonito. Algo tan simple pero tan difícil ¿Verdad? Si, es bonito. No caerás en la vulgaridad, uno de los máximos mandamientos de los coches exclusivos y que aquí se cumple a la perfección. Tanto el tacómetro como el velocímetro están anillados con una esfera de aluminio de media luna.

 

 

 

 

No solo en el diseño del panel huye de la vulgaridad, también en los acabados. Destaca y se percibe unos acabados de calidad y, sobretodo, duraderos en el tiempo. Ojo, esto es importante porque son vehículos que van encaminados a convertirse en clásicos y, por tanto, llegar a esa edad con el objetivo de ser aún más valorados, exige tener un interior impoluto, y para eso no solo influye los cuidados que vayas a dar tu al coche, que seguro que son los máximos, sino también la calidad de estos. Y te aseguro que es así.

 

 

 

Como te aseguro también que la deportividad de este coche se salta todo lo establecido ¿Has leído su potencia? Si, si, más de 400cv, y te garantizo que no hay suavidad ninguna en la entrega, es totalmente fuerza bruta, si pisas al coche le duele y va a rugir. Y te van a mirar porque suena como un demonio enfurecido. Bueno ¿De que te extrañas? Un biturbo que llega de 0 a 100Km/h en aprox 5 segundos…, que usa 6 cilindros para que no protestes sobre que le falta “suavidad” en la rodadura, que tiene tracción AWD inteligente y que lo vas a ver si quieres muy fácilmente (repito, fácilmente) por encima de los 240 Km/h (NOTA: La prueba se ha realizado a velocidades legales y recomendamos que la conducción del vehículo se realice respetando de forma estricta las normas de circulación. Nos limitamos a comentar características técnicas). 

 

 

Su chasis es flexible, te va a transmitir seguridad porque esa falta de rigidez hace que se adapte perfectamente al terreno de esas carreteras sinuosas de puertos de montaña que tanto te gustan a ti, a mi, y al coche. En este entorno, una vez más, el coche es extraordinariamente divertido, pero también civilizado, no vas a tener ningún problema en domarle y en sentir que tan pronto es un gato como es un león. Juega bien este papel de coche diario y de GT deportivo, su motor es como un Dr.Jekill y Mr.Hyde, elige tu.

 

Si quieres algo que no sea un serie 4, un A5 o un coupé de Mercedes, vaya, has dado con tu coche. El problema es si quieres algo alemán, porque entonces te estarás perdiendo el mejpr coupé del mercado. Sin ninguna duda amigo.

 

Tienes un Infiniti Q60 desde 50.000€. Más información aquí