AUDI TRADITION

En el Festival de la Velocidad de Goodwood de este año, que está teniendo lugar en el sur de Inglaterra del 4 al 7 de julio, Audi Tradition estará en la línea de salida con tres coches de importancia histórica: el Audi Rallye quattro A2, el Audi 90 quattro IMSA-GTO y el Audi 200 quattro TransAm. Los iconos de Audi Motorsport serán conducidos por renombrados pilotos en la historia de la marca de los cuatro aros. Stig Blomqvist conducirá el coche con el que se proclamó campeón del mundo de rallyes en 1984. Frank Biela, cinco veces ganador de Le Mans, estará a los mandos del Audi 200 quattro TransAm, mientras que Benoit Tréluyer, con tres victorias en Le Mans en su palmarés, exprimirá el potencial del Audi 90 quattro IMSA-GTO.

Los aficionados a los rallyes esperan emocionados la presencia del Audi Rallye quattro A2 de 1984. El coche, con una larga distancia entre ejes, fue un desarrollo adicional sobre el del año anterior, con el que Hannu Mikkola se convirtió en campeón mundial. Audi abrió la temporada de 1984 dando un golpe encima de la mesa cuando el equipo de los cuatro aros consiguió un triplete en el Rally de Monte Carlo. Walter Röhrl, que acababa de unirse a Audi Sport, triunfó en su primera aparición, pero el protagonismo durante la temporada iba a ser para otro piloto. El sueco Stig Blomqvist ganaba la siguiente prueba en Suecia y terminaba la temporada como campeón del mundo. Audi también se adjudicó el campeonato de constructores. En Goodwood, Blomqvist conducirá el mismo coche con el que participó en Monte Carlo en 1984, donde finalizó en el segunda posición.

Frank Biela ha ganado las 24 Horas Le Mans con Audi en cinco ocasiones, y Benoit Tréluyer lo ha conseguido tres veces. Ambos serán invitados de Audi Tradition en Goodwood, donde se pondrán al volante de dos coches de carreras muy especiales, iconos de los inicios de Audi en Estados Unidos. Después de que la compañía se retirase de la escena de los rallyes, la atención se dirigió a la competición de circuitos en Norteamérica. En 1988, el fabricante con sede en Ingolstadt llevó un Audi 200 quattro a la línea de salida de la serie TransAm, donde se mostró imbatible. Audi ganó el título de constructores, mientras que Hurley Haywood se adjudicó el campeonato de pilotos. El año siguiente, Audi se inscribió en la serie IMSA-GTO con un Audi 90 quattro. Hans-Joachim Stuck fue el piloto más laureado, alcanzando lo más alto del podio en un total de siete ocasiones. Incluso tras haber perdido la oportunidad de participar en las dos carreras iniciales, Stuck y Audi se llevarían a casa la victoria absoluta.

Los coches históricos de competición de Audi presentes en Goodwood se complementarán con un vehículo de dos ruedas de los tiempos pasados: la reconstruida DKW UL 500 de 1937 también estará entre las motocicletas que participarán en el evento.