Test Mazda 3

5 puertas 2.0L SKYACTIVE G (122CV) 6MT ZENITH SAFETY BLACK

Y de nuevo cae en nuestras manos un modelo de Mazda, la suerte nos sonríe una vez más, algo bien estaremos haciendo… En esta ocasión el Mazda 3 con motor de gasolina 2.0 que rinde 122CV. Si, uno más en la familia de utilitarios, esa gama tan polivalente y que cuenta con tanta representación en el mercado por parte de casi todas las marcas. Y si, hay una sobre ellas que se empeña en autoproclamarse como “referencia” e incluso hacer anuncios diciendo que los demás vehículos son poco a menos… imitaciones. Y yo pregunto ¿No estáis un poco hartos de eso?

La respuesta a esta pregunta, o mejor dicho, mi respuesta a esta pregunta, es clara: Hay demasiados coches referencia en este segmento, hay demasiados coches muy bien hechos, o al menos los suficientes como que ninguno de ellos sea catalogado como “referencia”, y en caso que alguno de ellos lo fuera ¿Por qué no este 3? 

 

 

 

 

 

Un modelo que satisface a usuarios realmente exigentes con el diseño, o bien que reclaman tecnología, o que buscan habitabilidad para largos desplazamientos o incluso, por el contrario, confort para moverse por ciudad. Y en muchos mas casos este Mazda 3 llega sobrado. No nos sorprende, Mazda lleva tiempo haciendo así las cosas, y mira tu, sin presumir de nada, sin necesidad de auto proclamarse “referencia”.

 

Metámonos en faena, y es que este modelo lanzado originalmente hace ya 16 años, y que ha tenido una evolución grandiosa a lo largo de este periodo, es el primero de una serie de coches de esta marca que saldrán de la fabrica de producción de la compañía japonesa. Desde luego la primera impresión del coche es sensacional, se ve realmente como un Premium, excelentes materiales, espacio, diseño cuidado e incluso mimado e incluso una generosa cantidad de equipamiento (y estamos hablando de lo que ves, prepárate para lo que no ves…).

 

El interior del 3 es tan agradable a la vista como su exterior, con muchos materiales bien acabados y un diseño simplista pero efectivo (¿No presumen de eso los alemanes?). Personalmente me llamó muchísimo la atención un aspecto, y es su pantalla multimedia de8,8 pulgadas. En un momento en que nos encontramos con vehículos que insertan en el panel central una pantalla que ocupa casi todo el salpicadero, Mazda ha optado por hacerla relativamente pequeña y delgada, imagino que por motivos de seguridad, sin embargo debo decir, y no me duele hacerlo, que no estoy muy de acuerdo con esa decisión, y os explico por qué: Si bien es cierto que una pantalla grande multimedia puede llevar a distracciones, también lo es que nos facilita el acceso visual a la información. Por el contrario, una pantalla pequeña nos suministrará la información suficiente (navegador, que canción suena, quien llama, etc) sin provocar distracciones, sin embargo, nos provoca tener que prestar mas tiempo del deseado en leer la información. Bien, entiendo y explico la decisión de los ingenieros de diseño de Mazda, solo digo, y creo que puedo hacerlo, que no me gusta, que ya me he acostumbrado a pantallas grandes (unas más y otras menos) y esta del 3 que hemos disfrutado, no nos satisface del todo. Añadir que, por supuesto, y como en todos los Mazda, se maneja desde el controlador giratorio que se ubica entre los asientos delanteros ¿Ves? Eso si me gusta, no soy amigo de las pantallas táctiles, y siempre lo he dicho.

(escrito todo este párrafo, releo  y reflexiono, pienso y echo la vista atrás… recuerdo por ejemplo las pantallas de los Volvo, tan inmensas, tan llenas de información… y vaya, es cierto que distraen, es absolutamente cierto, por tanto ese argumento es difícil de rebatir, y sin embargo, yo, como usuario, me sigo quedando con ellas. Creo que, con o he explicado, si ponemos en la balanza el plus de seguridad que te da una pantalla pequeña, y la también seguridad que te da el poder acceder a toda (toda he escrito, si) la información de una realmente fácil de leer… inclina el platillo de forma clara hacia las pantallas grandes).

Centrémonos en el conductor, y comenzar diciendo que el Mazda 3 es tan agradable de  conducir como el mejor de su segmento (rivaliza directamente con el Ford Focus, entre otros) y eso es algo que dice mucho a su favor. Las sensaciones que transmite su dirección te otorga  mucha confianza, ya sea en mitad de la ciudad o curveando por carreteras de curvas mientras que el cambio de marchas manual tipo MX-5 es una delicia de usar.

Los asientos son muy cómodos. Y hablando del MX-5, colocar los asientos delanteros no demasiado altos no solo aumenta la sensación de MX-5 del Mazda 3, sino que también significa que hay mucho espacio para adultos más altos. Hay espacio, desde luego, al menos en la parte delantera, detrás… quizás no haya tanta amplitud. El espacio para las plazas de los pasajeros es un poco estrecho especialmente para las piernas. Si tu día a día es transportar cuatro adultos, puede que un coche un poco mas grande sea mejor opción.

El maletero tiene un espacio para 358 litros, no es el líder de su clase desde luego, pero si suficiente, y en cualquier caso, los asientos se abaten fácilmente y eso si que te va a proporcionar una cantidad de carga plena,

Una vez ya sentados y cinturón de seguridad abrochado, arrancamos este motor gasolina que nos rinde 122cv. Espero que si has optado por un cambio manual lo hayas hecho porque te guste manejar las marchas porque realmente este motor te va a exigir llevar siempre la marcha adecuada al régimen del motor., si eres capaz, obtendrás lo mejor de este motor de gasolina y, además, el coche rodará mas “fino” y ahorrarás gasolina. Su conducción nada tiene que ver con e diésel… sobretodo en el ruido que e este modelo es casi casi inapreciable.

Nosotros tenemos, como te decía antes, el cambio manual, pero podrás si quieres escoger entre este cambio y una automática. Si te quedas con la manual, que sepas que es una delicia y con aire realmente deportivo.

En la ciudad, la dirección es ligera y es un automóvil fácil de ingresar y salir del tráfico, aunque la visibilidad trasera es un poco decepcionante. Sin embargo, los sensores de estacionamiento traseros son estándar en toda la gama, al igual que una cámara de marcha atrás. Otro equipamiento que encontrarás de serie son las llantas de aluminio de 16¨, los faros delanteros y traseros LED, luces diurnas, display en el parabrisas, sensor de parking trasero y, vaya, créeme, muchísimos mas accesorios que hacen que este vehículo será realmente equipado.


Una vez más termina la prueba de un coche de Mazda y, una vez más, nos sentimos realmente encantados con los resultados obtenidos. Es un coche bonito, equilibrado, económico…No te equivocarás si optas por él, te lo aseguro.

 

Tienes mas información aquí