XF 2.0 240cv Prestige

Un XF con nuevo motor. De seda, por cierto

Esta es la mejor definición de esta berlina de Jaguar, de seda. Y no es mala política la de esta marca al haber direccionado este modelo hacia el conductor. Me refiero a que el primer beneficiado de un motor y de unos acabados (sobretodo esto último) de tanto nivel, es el conductor. Bien, si, por extensión todos los demás que están involucrados en la decisión de compra, desde la familia hasta el concesionario o el fabricante. Pero no nos engañemos, aunque estemos hablando de berlinas de gama alta, por ejemplo un serie 5, un A6, Clase E o V90 de Volvo, muchas veces buscamos no solo la potencia o el diseño, también habitabilidad, por ejemplo, o mantenimiento y respuesta del motor. Esto es así. Por supuesto, el resto de los añadidos, cuando hablamos de coches de este segmento, se dan justo por eso, por añadidos, con lo cual hemos rizado el rizo (eso es lo que tiene gastarse 40 o 50.000€ en un coche…), que haces pleno con poco riesgo…

 

 

 

Sin embargo, en el caso de este Jaguar esto no es del todo así, por supuesto tu apuesta es igual de segura, pero en este caso aunque hayas mirado por otros fines, realmente el primer beneficiado vas a ser tu. Tales son las sensaciones de confort que te ofrece este XF, es como cuando te pones una camisa de seda. Suavidad, suavidad extrema. Este coche es así, absolutamente cómodo y que invita a pasarse horas al volante, viajando de un sitio otro, y lo mejor, sin fijarse en los pueblos o el paisaje, solo concentrado en tu coche. Con eso tienes suficiente.

 

 

 

Jaguar actualizó su modelo XF en el año 2015 hacia una perspectiva mas moderna y con líneas mas actuales. Que este modelo se encuentra por encima del XE en la gama es obvio, pero en el interior será uno de los primeros aspectos donde lo percibas, sobretodo en el espacio de los asientos traseros.

 

Antes ponía cuatro ejemplos de berlinas de gama alta equiparables a este XF, el Serie 5, el Clase E, Volvo V90 y el Audi A6, y jaguar juega en esta liga por pleno derecho. Por supuesto por tradición e imagen de marca, pero ya no son esos coches señoriales y absolutamente “British” que eran antaño, ahora su look es mucho mas “del continente” y, por supuesto, deportivos. Ya hora el XF llega mas fuerte que nunca para luchar contra germanos y suecos en una pelea donde siempre ha llevado las de perder y, sin embargo, y lo decía al principio, hoy es apuesta ganadora.

 

Pero para ser apuesta ganadora, si es que quieres serlo de verdad, lo primero que necesitas es un diseño espectacular. Hoy en día ya no sirven vehículos donde parece que va la mismísima reina Isabel the second dentro, no, el cliente del siglo XXI demanda otra cosa a este tipo de berlinas, y si quieres posicionarte ahí, o cumples o no, pero no puedes andar con medias tintas, con un “mi coche es una berlina de lujo y cuesta como tal, pero el motor es poco fiable y además debes vestir de etiqueta para conducirlo. Ni lo sueñes como coche de familia”, si esa sigue siendo la visión del departamento de marketing de tu marca, apaga y vámonos… Y desde luego, la de Jaguar no la es en absoluto, en absoluto. Esta maravillosa berlina la puedes conducir cada día con tus hijos, o para ir a jugar al padel, o para ir a buscar a la mujer del  Primer Ministro al aeropuerto y llevarla a la cena de gala. Y ¿Sabes qué? Conseguir esto es realmente difícil, una maravilla de ese departamento de diseño que ha sabido conjugar la historia y la imagen de marca “regia” con la juventud y la deportividad. Algo que, por ejemplo, a Mercedes le ha costado demasiado tiempo conseguir.

 

 

 

El anterior XF que tenemos hasta hace 10 años aún cumplía con esa filosofía anterior de la marca. A partir de ese año, y con una remodelación absoluta, el XF se transforma del todo. Bien, pues en esta nueva versión e 2018 de nuevo tenemos grandes cambios, pero como os comentaba desde el principio, cambios que va a sentir tu piel, tu sistema nervioso, tus sensaciones. No los percibirán tus ojos porque el coche sigue siendo el mismo que hace pocos meses.  Pero esto ya es motivo suficiente para afrontar una remodelación, no todo es diseño exterior.

 

Cuando circulas por carretera su porte y prestancia (por favor, aceptadme esta expresión) son excepcionales. Se desliza por el asfalto y el conductor puede realmente disfrutar del trayecto, pero incluso los acompañantes porque, como comentaba la principio,  su habitáculo es realmente amplio. Y no pienses que con espacio interior tan generoso el afectado final será el maletero, mira, aún dispondrás de 540 litros de espacio. Todo lo que una familia necesita, pero además aderezado por un look deportivo  que le pone a la altura de sus rivales en el segmento, todos ellos grandes, rápidos, musculosos.

 

 

Deportivo en el exterior y lujoso en el interior. Aunque algo mas convencional que el XE en este sentido, no dejarás de sentir los soplos fuertes de modernidad en este vehículo, por ejemplo en las salidas de aire que ya no dominan la parte central del salpicadero. Tienes calidad al tacto en cada rincón, y en el centro una magnífica pantalla multimedia de 8, acompañando a un cuadro de mandos con tres esferas, en el centro de ellas el velocímetro, a la izquierda en una esfera de tamaño inferior, el tacómetro, y a la derecha un pequeño ordenador de a bordo con detalles como consumo actual o medio, velocidad media, distancia hasta depósito vacío, etc… Y delante de esas esferas, justo enfrente de ti,  un pequeño y deportivo volante, por supuesto de cuero.

 

Esa parte que es territorio propio del conductor esta pensada para que domines todos los terrenos sin llenar todo de botoncitos, desde la climatización a la canción que suena en cada momento, a todo llegarás fácilmente. Todo es justo como tu quieres que sea los mandos de control de un coche: organizado, bonito, fácil.

 

Podrás escoger entre tres modos de conducción, dinámico, ecológico, o, digamos, tradicional. Y con esto ya nos metemos en la verdadera salsa del coche y su nueva motorización denominada “ingenium”, que significa un diseño mas ligero y eficiente. Podrás optar por 14 versiones de XF, desde el turbo diésel que rinde 163cv (43.000€), al S AWD que te ofrece 380cv por 82.000€. Nosotros hemos probado el 2.5turbo diesel, automático, con 240cv y que acelera en unos magníficos 6,9 segundos de 0 a 100 Km/H y con un consumo combinado de 6,9 litros (la marca anuncia 6,5)

 

 

 

Bueno, pulsa el botón e arranque y oirás rugir a este felino inglés. Estos nuevos motores nos son nada ruidosos, y de eso te das cuenta desde un inicio y te ayudará a hacer mas agradable aún el viaje. Puede ser que una vez puesto en marcha, y en el modo standard de conducción, pienses que el cambio automático haga del motor algo perezoso, puede ser… Y es. Puede que notes cierta desconexión entre lo que quieres hacer y el coche hace, sin embargo, una vez acostumbrado a esta respuesta (y te acostumbras rápido) lo que en realidad percibes es un modo mas suave de respuesta, quizás no tan inmediato, mas progresivo, pero igual de eficaz y, como digo, mas suave. Si lo que buscas son reacciones mas bruscas o inmediatas, selecciona el modo de conducción dinámico, ahí las tienes.

 

Sea como sea, el XF es un coche muy divertido de conducir. Es ágil en reacciones en carreteras de curvas, y relajado en autopista. Lleva a tu novia a divertirse en carretas de curva, o a tu mujer a pasar un fin de semana relajado. Apto para todos.

.

Sin duda, entre el XE y el XJ este es el modelo mas práctico de todos, sobretodo por habitabilidad. Y, vaya, para lo que te ofrece, yo creo que el precio es óptimo, y más aún si lo comparas con los rivales comentados del segmento “berlina Premium”.

 

Este Jaguar XF tiene mucho que ofrecerte. Si te decides por él, enhorabuena, aciertas.